Economía

La Constitución del Perú consagra la Economía Social de Mercado como norma en la ejecución de las Políticas del Estado.

La economía refleja su variada geografía. La abundancia de recursos se encuentra principalmente en las zonas montañosas, por sus depósitos de minerales, en su extenso mar, que tradicionalmente ha brindado una excelente pesca, y en las riquezas del Amazonía.

El Perú ha logrado importantes avances en su desempeño macroeconómico en los últimos años, con tasas de crecimiento del PBI muy dinámicas, tasas de cambio estables y baja inflación. Este dinamismo ha sido impulsado por eficaces estrategias de promoción del comercio y políticas públicas favorables a la inversión, todas ellas enmarcadas en una política social dirigida a la atención de los sectores más necesitados.

En la última década, el PBI del Perú se triplicó como resultado de su crecimiento económico, avanzando cada vez más hacia una economía de ingresos medio y medio-alto. Su rápida expansión ha contribuido a reducir la tasa nacional de pobreza de 55% en el año 2005, al 20% en el 2015, estimándose una reducción al 18.7% para el 2016.

​El Perú se encuentra, desde hace unos años, inmerso en un dinámico proceso de crecimiento económico e institucionalización política, y ha puesto en marcha una fuerte política de inclusión social y de mejora de las condiciones de vida de todos sus habitantes.

 


Resultados Macroeconómicos

La economía peruana ha logrado importantes avances en su desempeño en los últimos años, con dinámicas tasas de crecimiento del PBI y un bajo nivel de inflación y deuda; manteniendo, al mismo tiempo, tasas de cambio estables.

FUNDAMENTOS DE LA ECONOMÍA PERUANA

En el período 2004 - 2014 el PBI creció a una tasa promedio de 6%, alcanzando en el último año un valor superior a US$ 200,000 millones. De este modo, la economía peruana acumuló 16 años de consecutivo crecimiento, a tasas superiores al promedio de la región latinoamericana.

Las favorables perspectivas económicas para el Perú se sustentan en el impulso del consumo privado y en proyectos de inversión tanto privados como públicos.

A ello, se suma la confianza de los agentes económicos, generada a partir de la implementación de una responsable política económica, la cual ha mantenido continuidad a través de la sucesión de gobiernos. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional, el Perú es una "estrella en ascenso", y se constituye como un mercado emergente; que destaca por su sólido crecimiento y baja vulnerabilidad.

DINAMISMO DE LAS INVERSIONES PRIVADAS

En el 2014, la inversión privada superó los US$ 42,000 millones. Las inversiones extranjeras que representaron el 19% de la inversión privada (US$ 7,885 millones).

LA SOLIDEZ DE LA ECONOMÍA PERUANA

Las políticas monetarias y fiscales, de las dos últimas décadas, han permitido que el Perú registre hoy uno de los más bajos ratios de endeudamiento de la región latinoamericana (20% del PBI).

Además, se ha mantenido un alto nivel de reservas internacionales netas, que bordean los US$ 60,000 millones (junio 2016).

Fuente : ProInversión (Agencia de Promoción de la Inversión Privada-Perú)