Embajada del Perú


En 1823, el Perú y México ya siendo independientes, establecieron relaciones diplomáticas, suscribiendo el "Tratado de Amistad, Comercio y Navegación" el 16 de noviembre de 1832, con el que se acuerda la "Perpetua Amistad" con base en su origen, idioma y costumbres.

En el año 1937 ambos países acordaron elevar a categoría de Embajada sus respectivas representaciones diplomáticas, las cuales se han mantenido permanentemente hasta la actualidad.

La Embajada del Perú en México está conformada por un Jefe de Misión que es el Embajador del Perú, quien es asistido por personal diplomático y administrativo para el ejercicio de sus funciones como representante máximo del Perú en México.

El personal diplomático que acompaña al Embajador está liderado por un Jefe de Cancillería que está encargado de la administración y buen funcionamiento de la Embajada, supervisa el desarrollo de las labores del personal diplomático y administrativo, despacha con el Embajador todos los asuntos relacionados con la Embajada y representa a la Misión diplomática en caso de ausencia del Embajador.

Los demás funcionarios diplomáticos se encargan de desarrollar los diversos aspectos de la relación bilateral, conformada por el área política, económica, cultural, de cooperación y prensa. Asimismo, la Embajada cuenta con Agregados Militares y Policiales encargados de estrechar las relaciones bilaterales con las Fuerzas Armadas y del Orden mexicanas.